Jueves, 5 Diciembre, 2019

Hoy los invito a que me sigan durante el desarrollo de este tema que considero super estratégico en el camino de diseñar un futuro conveniente.

Se trata de “la correcta formulación de preguntas” para hacernos y resolver en esos días grises que de manera natural y frecuente adornan el camino que día a día trasegamos; que se relacionan con los logros y alcances que deseamos, allá en el futuro, a partir de las acciones que realizamos aquí en el momento presente, el cual parece anteceder a los resultados de acuerdo a la forma ordinaria de pensar.

La sola intención no basta para lograr cosas, en ese temido territorio que es el futuro, sobre todo cuando las cosas que nos proponemos hacer no desenlazan en nada productivo, y sentimos que retrocedemos en lugar de avanzar.

Por tanto, además de la buena intención es necesario conocer cómo formular en el territorio del pensamiento y a través de las palabras que decimos, construcciones verbales idóneas, potentes, específicas e impulsadoras a la acción y no al marasmo.

Así pues, una apropiada y correcta formulación de preguntas, conducirá a la elicitación y creación de respuestas que condicionan las acciones que después generaremos en las diferentes etapas de un programa o de un plan. Es así, porque cuando planeamos algo construimos realmente una serie de fotogramas (RepM), organizadas dentro de una secuencia, que alcanza a involucrar experiencias del pasado, del presente y en forma anticipatoria (“imaginación”) del futuro.

El propósito de estos planes y acciones para el cambio, en lo que se refiere a la transformación de comportamientos y conductas, es diferente a los presumibles objetivos por alcanzar metas físicas como tener una casa, un nuevo vehículo o una empresa… Ocurre que involucramos valores y criterios sobre las personas y las cosas que nos rodean.

En este campo, en donde la meta es alcanzar el dominio emocional que permita funcionar como adultos responsables, utilizaremos algunas estrategias muy diferentes para afectar – léase controlar – la tormenta emocional que a veces nos domina y da al traste con los más refinados y sinceros planes de desarrollo personal.

La coherencia deviene aquí y se posiciona en un lugar muy alto como un faro que guía en el proceso del cambio sin distracciones ni confusiones. Hace que cualquier alcance o logro sea además de sólido, conveniente y genuino, también autosustentable.

Los que hayan disfrutado aplicando, así sea muy circunstancialmente, la Metodologia de indagación que propone El Metamodelo del Lenguaje – una potente herramienta propuesta por la PNL,-darán fe de sus beneficios en el campo de una correcta comunicación con las otras personas y con nosotros mismos.

El primer impulso al cambio parte de la percepción de que el momento presente de nuestra vida, llamado el “estado actual” y a veces “El estado limitante”, no es, para nada, el estado que deseamos y anhelamos para el resto de la vida. Funcionará como un potente disparador, toda vez que haya un contraste moderado o muy grande entre lo que yo percibo que es “mi actual realidad” y el estado proyectado al futuro, de disfrute, en una teórica situación diferente en mucho a la previa experimentada.

Reconocido ese impulso, lo segundo que debemos propiciar es “el sentir la diferencia entre el estado actual y ese “otro” más conveniente que yo reconozco que es la realidad y que ha sido posible para otros

Esa sensación de “sentir la diferencia” debe dejarse instalar sobre nuestra biología como una sensación desagradable, inoportuna, moleta e insistente”. Y va a estar siguiéndonos y acompañándonos a todas partes, hasta que decidamos enfrentar el asunto y propiciemos una salida. Lo que deseo transmitirles es que esa sensación -que no es otra cosa que una emoción “atrapada” e interferente pero que cumple una función benéfica, -se debe reconocer en tiempo real, y de forma Inmediata “contrastarla con “otra” más conveniente: aquella que hayamos aprendido por observar a otros, o por la propia experiencia, o por la razón que sea. Es la manera de decirle a nuestra mente, a nuestro cerebro: “No me gusta de esta manera “y “me agrada de tal “otra “. Porque el principio de acción de nuestro inconsciente biológico es llevarnos a una zona de placer y de no sufrimiento. Reconociendo el contraste, la distinción entre “lo que me afecta que no me gusta” y lo que deseo que me afecte pero que sí me agrade.

¡Uno de mis clientes sentía una sensaciones de opresión, ” una sensación de mala saliva” según sus propias palabras. Asi era como él se refería a esa manifestación fisiológica ¡. En tanto que era muy claro para él “de lo que deseaba desprenderse”. Y comenzaba a buscar opciones del “nuevo estado deseado” .

Preguntarse inteligentes para orientar adecuadamente la vida:

Uno de los elementos decisivos en la conducta de los humanos y que constituye parte de nuestro sistema maestro de control, es decir que ocupa un lugar importante en esa caja de herramientas, está constituido por una habilidad que debe desarrollarse o perfeccionarse y es la de volvernos maestros es la forma de hacernos a nosotros mismos las preguntas correctas en los momentos estratégicos. Parece una tontería, pero cerca del 85% de los fracasos de las personas que intentan introducir mejoras en sus comportamientos y conductas, se deben a una incorrecta formulación lingüística, es decir, que, por alguna razón, no utilizan las palabras ni se hacen las preguntas que los puedan motivar a hacer cosas extraordinarias.

Lo que significa que, mediante las preguntas apropiadas, vincularemos en la misma dirección propicia para la vida, tanto a la conciencia como directora de nuestras acciones, con a ese sector de la mente, poderoso y “a nuestro servicio” que se ha denominado la mente inconsciente.

Las preguntas “adecuadas” crean la forma inicial de nuestras evaluaciones.

En cualquier momento de la vida, ocurra lo que ocurra, su cerebro estará preguntándose a niveles profundos más o menos conscientes, las siguientes cosas:

Y es definitivo que, dependiendo de cómo se pregunte y lo que se pregunte, su cerebro tomará una dirección u otra.

No es lo mismo que ante una dificultad usted se cuestione:

¿Cómo puedo resolver eficazmente esta situación?

A que se diga a sí mismo:

¿Por qué siempre me ocurren estas cosas a mi?

Las preguntas “estratégicas” del Metamodelo no sólo sirven para desafiar violaciones del mismo, sino también como amplificadoras de nuestros recursos. Con el mismo fin se utilizan como indagaciones clarificadoras de situaciones u objetivas perspectivas de cambio y para definir el estado deseado de cambio de una persona.

¿Cómo creen ustedes que funcionan las preguntas bien formuladas” en nuestro cerebro?

Primero que todo cambian inmediatamente aquello sobre lo que está focalizada nuestra atención y como consecuencia, modifican las sensaciones internas.

Segundo: Al caer en cuenta de eso causan que la persona vuelque la atención sobre las partes suprimidas del problema, lo que las posibilita para análisis adicionales;

Tercero: Hacen que cuestionemos nuestras creencias limitantes y nos predispongamos al cambio.

Cuarto: Las preguntas cambian los recursos de que disponemos para implementar otras soluciones.

La Estrategia global de preguntas que siguen tienen un orden coherente y es, finalmente, lo que conocemos dentro del campo de la PNL como Condiciones de una Buena Formulación de Pregunta

Con ellas facilitaremos y aclararemos si el objetivo u estado deseado que nos plantea una persona, o nosotros mismos, es accesible, ecológico, en que puede fallar o qué más elementos y o recursos son necesarios para llegar hasta ahí.

A la hora de responder los cuestionarios de estas estrategias especiales de preguntas es necesario que se sea especifico, sin nada de ambigüedades, abstracciones o divagaciones

Eso no conduce a nada útil, y por tanto los beneficios que esperamos recibir quedarían anulados.

A continuación, algunas de las preguntas que cumplen la condición de buena formulación con el propósito de causar eficazmente una respuesta proactiva y asertiva dentro de nosotros.

¿Qué es lo que deseas específicamente?
¿Qué resultados esperas obtener con ese objetivo?
¿Como comprobarás que has logrado el objetivo?
¿Qué es lo que ves, sientes, escuchas hueles o saboreas, etc. cuando consideras que has logrado ese estado deseado u objetivo?
¿Cuándo, dónde y cómo y con quien lo deseas?
¿Cómo esta situación, objetivo, estado deseado o cambio va a afectar a tu vida? ¿En qué va a cambiarla?
¿Que necesitas para conseguir demostrar que es realmente valioso el objetivo-cómo lo sabes?
¿Merece la pena el esfuerzo que está dispuesto a realizar por obtener lo?
¿Es ecológico el objetivo para ti y para las personas que te rodean?
¿Supone algún riesgo para ti o para otras personas?
¿Como sabrás que no te estás aproximando tu objetivo?
¿Qué vas a ser en el caso de que detectes que no te próximas a tu objetivo?
¿Cuándo preves haber alcanzado otro objetivo?

Hay que tener en cuenta que siempre que hablamos de objetivo no referimos igualmente a cualquier estado deseado que suponga un cambio, una transformación, una modificación o cualquier acción del estado presente de la persona que en conjunto lo limita y que por tanto desea cambiar

Recomiendo que como ejercicio personal de ustedes se hagan las preguntas anteriores y las contesten y las consignen en su bitácora para que se vuelvan expertos en su uso porque espero que las apliquen también a sus hijos, parejas, subalternos, para facilitar en ellos aquello la claridad necesaria para conducirse por los nuevos senderos de sus vidas en los momentos de confusión

A continuación, entonces otro breve bloque de preguntas para orientar la vida y también quiero agregar un pequeño bloque de preguntas que solucionan problemas

Preguntas para orientar la vida

  1. ¿Cómo puedo tomar inmediatamente el control de mi vida?
  2. ¿Que pueda hacer hoy que represente una diferencia en mi destino?
  3. ¿Como puedo expandirme, evolucionan y compartir esos conocimientos con los demás de forma agradable y significativa?
  4. ¿Dónde estaré dentro de tres meses, un año, tres años, 5 años? ¿. ¿Es allí donde deseo estar?
  5. ¿Me encuentro ya en el dia de hoy en dónde deseaba estar?
  6. 6. ¿En dónde voy a vivir los próximos días años?
  7.  ¿Qué voy a hacer para evitar todo aquello que me molesta, y trastorna?
  8. ¿Cómo voy a vivir hoy para crear el mañana que yo quiero?
  9. ¿Qué voy a proponerme hacer de nuevo que modifique mi actual estado?
  10. ¿Qué es lo que no es importante hoy para mí y que será importante para mí mañana?
  11. ¿Qué acciones puede proponerme hoy mismo para que configuran mi destino y mi estado futuro?
  12. ¿Dentro de diez años habré llegado algún sitio? ¿Pero a dónde? ,,,,En que te habrás convertido con volvieras

Preguntas para solucionar problemas

  1. ¿Cuál es específicamente el problema?
  2. ¿Qué tiene de importante, de grande, de trascendental?
  3. ¿Qué hay en el problema que haga que la situación No sea la correcta, la perfecta la conveniente?
  4. ¿Qué estoy dispuesto a hacer para lograr qué sea como yo quiero?
  5. ¿Qué estoy dispuesto a dejar de hacer acerca de lo que ahora estoy haciendo para lograr El cambio?
  6. Estoy pensando en hacer algo nuevo en mi vida y tengo dudas. ¿Qué es lo que haré de nuevo en mi vida una vez que haya terminado de aprender, de poder formarme en lo que yo estoy pensando hacer en este momento?
  7. ¿Cómo puedo disfrutar y divertirme durante este proceso mientras hago lo necesario para lograr qué sea como yo quiero que será?

Espero sea de utilidad para todos ustedes. Hasta Pronto.

Jose Edgar Castaño

0 Comments

Leave a Comment

Bitnami