Domingo, 13 Octubre, 2019

¿Que hacer para obtener las respuestas del campo cuántico?

Por José edgar Castaño H.,

Una síntesis de estas dos maneras operativas de la mente puede simplificarse en lo siguiente: Tenemos la opcion de actuar solo desde el cerebro, pensando y creyendo que estamos separados, o desde el corazón, es decir,desde la conscienica o cuantum de percepción en donde siempre estamos vinculados ya que hacemos parte del todo.

El corazón es el principal generador de infoenergia ; su campo electromagnético supera los 14 metros lineales, en tanto que la corteza cerebral no supera 25 milímetros. Esta infoenergia regula las funciones de todas las células, órganos y sistemas del cuerpo. Permite que toda la información se guarde completa en cada célula corporal constituyendose como “memoria celular”.

Los nuevos eventos, o paquetes de informacion que se introyectan dentro de nosotros a través de los organos de los sentidos, y que luego son procesados dentro del cerebro, derivan en la Proteina P, que es un mensajero quimico que cada dia viaja por todo el cuerpo actualziando con su informacón a todas las células del organismo. Es conocida la enorme importancia de este releé de actualización sin el cual el cuerpo no podría actuar en una sola dirección, porque se requiere que todas las céluas posean toda la información.

Desde aquí, emerge la primera condición para enrutarnos en una via posible para “obtener las cosas que deseanos”. Y es que el aparato de percepción situado en el cuerpo, y por debajo de los hombros, es decir, sin mediación de la llamada conciencia mediática ni de la mente ociosa, esté alineado.

Nos referimos a la alineación de los elementos de la triada pensamientos, sentimientos y emociones. Esta tripleta hace posible que se manifeste en el mundo físico aquello que deseamos, siempre que sea la resultante de una intención en coherencia.

Un pensamiento coherente, con un corazón en coherencia (sentir) y una emoción apantallada coherentemente en el cuerpo, producen una resonancia de capacidad y poder en el campo, vigoroza y autosustentable. Es la base para una apropiada comunicación con los demás y con nosotros mismos.

Cuando un corazón se conecta con otro corazón siempre sabe que está en libertad.

Lo que se causa con esta sincronicidad es que obtengamos las respuestas apropiadas que requerimos en cada momento de nuestro devenir.

Porque cuando “se trabaja para obtener un resultado que se espera desde esta posición”, lo natural es que se produzca. Explicado de otra manera, cuando tu pides “estando alineado”, tu petición ya esta sirviéndose, solamente la creencia de que no se te dé, de tu miedo, impedirá que lo que sientas, trabajas y esperas te sea dado.

En tanto que creamos en algo (pensamiento), modificamos el campo cuántico atrayéndolo; cuando lo hacemos desde el corazón, obviamente lo cambiamos, pero no cambiamos lo que nos ocurre sino que cambia porque nosotros – tu, o yo, o el otro- ya no quieren cambiar a nada ni a nadie. No atamos a nadie.

Es curioso pero para lograr esta integración o para armar “un solo y coherente paquete de pensamiento + sentimiento + emoción”, no se requiere más que una intención enfocada y un deseo sinceros. No es necesario ir a ninguna parte: no hay que cumplir una promesa haciendo una jornada de peregrinación, ni hay que buscar a ningún gurú o guia espiritual: es un asunto entre tu y tu consciencia.

Es una tarea profundamene personal, trascendental e intransferible. Y todavía mejor, es un proceso que se ejecuta en el espacio interior, tal y como lo da a entender el refrán que reza “la ropa sucia se lava en casa”.

Superado, entendido y puesto en práctica el punto anterior, ahora podemos enfocarnos en la segunda condición:

Quedarse quieto, aligerarse, que no quiere decir “inmovilidad o parálisis”; simplemente significa que: no te lo tomes tan en serio. Sé consciente de que no tienes tanto control y todo es transitorio. Hay que abandonar la sensación del control total sobre nuestras vidas. Nosotros no podemos controlar eso.

Cállate, controla tu bullicioso diálogo interno (DI); déja de escuchar el parloteo distractor de tu mente y siente y entra en resonancia con las cosas que te rodean y que deseas. En este punto, la oración no es una solicitud síno una actitud: es “sintonizarse en escuchar”.

Éste escuchar es especial: es sinestesia (*) pura…

(*) Sinestesia – Los sentidos sin sentido. La sinestesia es una facultad poco común que perdura en algunas personas, que consiste en percibir y experimentar sensaciones de una modalidad sensorial particular a partir de estímulos de otra modalidad distinta. Es decir: “Debo aprender a percibir el aroma del color amarillo, o del rojo; debo escuchar –sin sonidos- el movimiento de un colibrí; Una persona sinestésica puede, por ejemplo, oír colores, ver sonidos y percibir sensaciones …

Está habilidad es común a los seres humanos en su etapa fetal y se pierde cerca de dos meses antes del nacimiento.

Específicamente pónle atención a las señales sinestésicas del campo cuántico manifestadas a través del corazón: permítete que se exprese, deja tus decisiones en manos de áquel que sabe lo que es mejor para ti. Escucha tu corazón, esto es oración “visceral” porque el mensaje no viene en palabras sino en sensaciones y emociones. No proviene confinado a un canal de percepción como por ejemplo visual o auditivo; no, viene “como mezclado”. Abandónate a la solución que el campo propone. La mayoría de las personas andan por ahí “deseando” cambiar esto o aquello, deseando conseguir tal o cual cosa…

Y es un error que de paso no se cumple en el campo unificado.

Cuando se te aparezca un genio de la lámpara como Aladino, porque tu hayas hecho algo para gratificación de él, y te sugiera que pidieras 3 deseos, el único que deberías solicitar es:“ Solicito no tener, no querer, no desear nada”

La tercera condición para enrutarnos en una via cuántica posible para “obtener las cosas que deseanos”, se relaciona con el entendimiento de que el campo nos propone no una síno varias soluciones.

Entonces: Qué es lo que deberiamos hacer para decidir adecuadamente dentro de un contexto cuántico?.

La clave para elegir un resultado entre muchos posibles reside en la habilidad para sentir que nuestra elección ya está sucediendo.

Recuerda, sentir aquí va en el sentido de “escuchar” de la manera como lo hemos explicado aquí: sinestésicamente.

Y para desarrollar esta habilidad, hay que alinearse con el todo que nos rodea. Alineación en el sentido de mantenernos dentro de la coherencia emocional: Pensar, decir, hacer, sentir y expandir lo mismo.

Deseo a todos los seres humanos relacionados con ustedes y por supuesto a ustedes en primer lugar, prosperidad, entendimiento y coherencia en sus vidas. Ustedes poseen ahora un poderoso entendimiento que, de ponerse en práctica, va a transformar este planeta.

Un tránsito al nuevo año repleto de abundancia y felicidad para todos.

Jose Edgar Castaño

0 Comments

Leave a Comment

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement
Bitnami