Domingo, 13 Octubre, 2019

La mayoría de nuestras interacciones con los demás ocurren en un plan básico de entendimiento y de acuerdo de señales y símbolos. Esas son constantes mientras que el contenido emocional y el sentimiento que le agregamos a la interacción siempre tiene que ver con los archivos previos que tenemos almacenados provenientes de las experiencias del pasado.

Mirémoslo de esta manera: cuando vamos al cine y una escena nos despierta la sensación de miedo y la emoción estremece todo el cuerpo, esto es algo que el cine no tiene la capacidad darnos a usted y mí, como algo que pudiera estar incluida en el precio de la boleta. Esta emoción es un “aporte personal que hacemos” a la película que estamos observando: y para cada cineasta será diferente, y depende de sus archivos de memorias.

Re-entremos ahora en la percepción de la expansión: La Teoría de la inflación cósmica nos muestra un universo visible pequeño, que es apenas un sector de un universo mayor con muchos universos paralelos.

Lo que abunda en el universo es la energía oscura: En metro cúbico de espacio hay tanta energía que sería suficiente combustible para poner a ebullir a todos los océanos del planeta.

Aplicaciones practicas del descubrimiento de la expansión del universo a nuestras vicisitudes de vida .

La energía del universo es atemporal, neutral y carece de dimensiones. En esto se parece mucho a la manera como funciona nuestra MI (Mente incosciente)

1ª, Si me encuentro con personas en la vida, y coincidimos en coherencia con propósitos, y nos lanzamos por una misma causa, seremos más productivos cada vez que nuestros cuerpos se interfieran menos, es decir, alejándonos físicamente uno del otro, actuando a mayor distancia, habrá mas empatía y productividad. Habrá ocasiones en que debamos coincidir temporalmente en una localidad especial para desarrollar una actividad puntual, y por lo demás, funcionamos mejor estando separados.

Es curioso este hecho dentro del pensamiento newtoniano ordinario. Sin embargo es diáfano desde la posición cuántica: a mayor separación “de la materia”, hay más coherencia. Mi razonamiento dentro de los postulados de la mecánica cuántica me permite reinterpretar este contrasentido. Ya sabemos que entre los objetos reconocidos como “materiales” existe un inmenso espacio vacío. Hasta ahí, el proceso de pensamiento es Newtoniano. No obstante, actualmente sabemos que ese espacio vacío no es un vació absoluto: es en realidad una densa matriz nutrida compuesta por materia y energía oscura, esa energía que abunda en la naturaleza. Constituye esta energía oscura cerca del 70% del contenido del universo. Y lo llena casi todo de forma intercambiable porque dentro de esa matriz hay mucha información.

¿Cómo es esto?: Precisamos que de los 5 elementos de la coherencia, 4: el pensar, el decir, el sentir y la expansión se relacionan con el campo “no perceptible”. Es este el lugar de la consciencia. Paradójicamente a mayor distancia, menos contacto corporal o material; vamos incrementando el espacio vacío aparente, hay una expansión y por tanto hay mayor consciencia que es la finalidad y síntesis de la creación.

La integración de dos conciencias en un solo propósito, lo desbordan exponencialmente y termina con expandir la consciencia de ambos partes, al crecer el campo de la consciencia (porque el vacío, no es tal: está repleto de infoenergia); la distancia aparente física entre las masas se acrecienta pero sus efectos creativos son mayores.

2ª. ¿ Cómo saber que vamos en la vida en la dirección correcta ?.

¿Cómo saber qué estamos dando y haciendo los pasos

convenientes?.

Para solucionar esto es requisito que formulemos adecuadamente el “Estado Deseado”, es decir, la meta a alcanzar, allá en el futuro. Aquí se necesita una herramienta como la psicogeografía para aclarar las dudas. En todo caso, si todas las tareas y el aprendizaje de nuevas estrategias, fluyen sin mayores tropiezos, con marcada fluidez y en un entorno de facilitación>> y en la dirección de convertirnos en algo diferente a lo que somos en el “ahora”, entonces podemos estar seguros que marchamos con coherencia y que por tanto el objetivo sí es posible de alcanzar.

Por oposición, si usted esta ensayando un camino nuevo en su evolución de oficio o profesional y tiene demasiados obstáculos, revise porque la coherencia faltante le esta indicando que por ahí no es la cosa. Recuerde que los interferentes tienen una función: Salvaguardar y hacer valer los valores y criterios de la mente inconsciente, pese a que afuera la conciencia mediática disponga otra cosas. Es necesario el acuerdo entre ambas partes, conciente y mente incosciente, para fluir sin tropiezos en una conveniente dirección de futuro.

La formulación del “Estado Deseado” es una propuesta de la Programación Neurolingüística, desde por allá en los años 70s. Y no supera la idea de nuestros abuelos, maestros y padres en el sentido de que “No hay nada hecho en la realidad, como construcción u obra de los seres humanos, que antes no hubiera sido imaginado y soñado por alguien.”

Cuando la “Misión espacial Apolo 11” , el día 24 de Julio del año 1969,” puso a Neil Armstrong y a Buzz Aldrin sobre la superficie lunar, simplemente estaba cumpliendo la visión y el sueño “futurista” de un hombre que los precedió en esa intención 104 años antes. Se trataba del escritor francés Julio Verne quién, en 1865 a publicó su novela “De la Tierra a la Luna”.

Es fácil reconocer que los dotes de la imaginación y la creatividad no tienen límites; y que cualquiera de nosotros pudiera elicitar una idea cuántica>> que revolucionaría muchas circunstancias que limitan actualmente a la humanidad.

Dicha idea no sería atribuible a una persona en particular sino que pertenecería a todos, y debería beneficiar también a todos por igual. Porque se trataría de un lote de infoenergía que la consciencia universal colocaría como una singularidad en la cabeza de alguien sin importar en quién específicamente.

Me parece que la academia sueca de los premios nobeles va por el camino de premiar las mentalidades no solamente científicas de nuestra época, sino a aquellas que tienen atributos y capacidades para desbordar los limites de nuestra conciencia mediática, y colocar la cabeza entre las estrellas en el instante en que se dedican a investigar: son sin más, mentalidades cuánticas por excelencia.

A mediados del mes de septiembre del año 2015 se observaron por primera vez las ondas gravitacionales. A su vez, habían sido predichas por Albert Einstein 100 años antes. Todo el mundo aceptaba la gravedad como un hecho real, pero la ciencia no había podido determinar de qué se trata esta fuerza. La cosa se aclaro y la academia sueca otorgó el premio nobel de física de este año 2017 a los científicos Rainer Weiss, Barry C. Barish y a Kip S. Thorne, todos estadounidenses, quienes perfeccionaron el aparato detector LIGO que a su vez ha podido percibir dichas ondas viajando en el espacio. Y “esta fuerza” ocasionada por la energía oscura del universo tiene un efecto que no esperábamos: trata de apartar, de expandir, en vez de juntar, contrariando las viejas ideas de Newton. Claro está que la gravedad y las ondas gravitacionales no son la misma cosa a la luz del conocimiento del universo actual.

Se han preguntado como funciona el llamado reloj biológico dentro de nuestra cabeza?. Pues no está sólo exactamente dentro de nosotros. Hace apenas dos días que la academia sueca galardonó con el premio nobel de Fisiología y Medicina a Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young, por sus descubrimientos acerca del funcionamiento molecular del reloj biológico y el control del ritmo cardíaco.

En una de las publicaciones iniciales de este Blog sobre Facilitación Menta Cuántica habíamos destacado el hecho de que ya estamos rodeados de muchos artefactos y tecnología que se ha basado para su desarrollo en la aplicación de los modernos principios de la relatividad, la física y la mecánica cuántica. Es así que un 42 % de todos estos aparatos y artefactos que nos rodean se han desarrollado gracias a la introducción de la tecnología mediada por una mentalidad cuántica. Esto incluye a varios de los medicamentos más modernos desarrollados con nano tecnología que las personas consumen por toneladas hoy en todo el mundo.

3ª. Estrategia para minimizar saboteadores e interferentes aplicando el principio de simples cambios de localidad o posición:

Se comienza por elicitarlos, es decir sacarlos como material inconsciente y ponerlos sobre el tapete (requiere un proceso guiado de auto-indagación). Una vez allí debemos reconocer su posición de interferencia: verificar si los vemos uno al lado del otro, o quizás uno delante y otro atrás o viceversa y contrastarlos con las acciones que nosotros estamos decididos a hacer.

Entonces recomponemos las posiciones de las (RepM)s resultantes; separamos o juntamos unas y otras y como lo haríamos con las cartas de una baraja, colocaríamos unas adelante, otros en la mitad y otras atrás de acuerdo a las preferencias de ejecución. Y finalmente haríamos una nueva neuro asociación, un ancla. ¡Y ya ¡. Es este proceso un retoque digital de una (REPM) interferente. Para nada la fuerza de la voluntad será involucrada en este procedimiento que, de otro lado, sucede sin dolor o sufrimiento y que requiere un contexto de plena libertad y por supuesto de coherencia.

Tal vez no estamos dándonos cuenta de los profundos efectos cuánticos de estos sencillos procedimientos de retoque; al iniciar un proceso de re-colocación, de reposicionamiento, de juntar, reunir o separar , estamos ocasionando un ajuste cuántico que tendrá inmediatas repercusiones en el campo dentro del cual nos movemos. El elemento expansión causará que al separar interferentes de otras motivaciones más convenientes, acrecentará su espacio y con ello deviene la consciencia que colapsa la interferencia, convirtiéndola en “acción colaborativa”.

4º. Mis pensamientos como paquetes de infoenergia causan efectos en la realidad externa y interna; Siempre van empaquetados con su par, y mediante la multilocalidad como propiedad de partículas cuánticas, que hace que puedan estar en dos sitios diferentes al mismo tiempo, tienen sus efectos además benéficos en dimensiones diferentes.

La fuerza que expande al universo también produce la expansión de nuestras consciencias. Somos mayormente “conSciencia”, con una pequeñísima parte neurobiológica agregada y finita solo durante esta experiencia de humanidad que va a acabar, dejando a este espíritu libre camino a su destino.

El vacío como lo hemos pensado es materia y energía oscura, en expansión; y la fuerza que causa su expansión es su propía energía oscura.

Nosotros podemos producir singularidades temporales en esos campos de materia y energía con la fuerza de nuestro pensamientos.

Podemos influenciar un campo de mala energía con un dosis de buena energía de nuestra parte mas fuerte si es potenciada colaborativamente con la fuerza del pensamiento proactivo de otros seres humanos con quienes marchamos una época una parte del camino en un instante de la evolución y del tiempo.

Tu energía vital está en expansión. Dime cómo creas tus pensamientos, están siendo expandidos o liberados; o están creciendo. Hay cada vez mas espacio vacío entre ellos?.

Debe ser así, porque cuanto más vacío entre ellos la conciencia tendrá cumplida su afán natural de expandirse y crear la ilusión de una separación que cada vez es menor.
A medida que incrementamos la separaciones entre agrupaciones de partículas, la consciencia entre ellas se incremente y afecta los campos de forma mas radical.

Hasta pronto. En Breve la parte 3/3 de este tema La expansión del Universo y de la consciencia.

Jose Edgar Castaño

0 Comments

Leave a Comment

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement
Bitnami