Domingo, 13 Octubre, 2019

Cómo enfrentar la realidad cotidiana con una mentalidad cuántica

“La Integración: estrategia inicial para aprender a actuar con mentalidad cuántica”

Por José Edgar Castaño,

Neurofacilitador

 

Nada que impacte más a los consumidores que están por decidirse adquirir un bien o un servicio que probar y experimentar los beneficios de tales ofertas. En esta dirección me permito presentarles esta herramienta cuántica y sus extensiones, para su experimentación. Resulta ser extremadamente útil. Sin embargo, no van a poder dar una opinión hasta no experimentarla. Y, si después de probarla decidiera adquirirla, debo advertirles que no es posible tenerla como algo patrimonial por ningún precio conocido. Es una estrategia que habiendo permanecido siempre ahí, frente a ti, por alguna razón no la habías descubierto y mucho menos utilizado. Ahora la encuentras y si decides la puedes probar. Si te sirve, y desde ahora, cada vez que la necesites ahí estará y podrás usarla repetidas veces.

La integración -como herramienta-, cumple una función cuántica, y, aun así, no requerimos haber llegado a un estado en dónde la posición de observadores activos haya sido alcanzada con rigor, para averiguar sus alcances: es como probar un inflable salvavidas manteniéndonos por fuera de las aguas turbulenta de un agitado rio.

La primera precisión que se deriva de lo anterior es entender que la realidad es un campo común, sea que la observemos desde una posición determinista o que la interpretemos desde una posición cuántica: coexiste, además, con bastante aparente coherencia, tanto que a veces, desde ambos puntos de vista, nos puede parecer sensiblemente verdadero algún asunto que estemos considerando. Sin embargo, sólo la visión desde la posición cuántica es la verdaderamente conveniente, dado que está alineada en forma rigorosa con la coherencia, es decir, con la conSciencia…

¡Como es posible que un criterio de “mentalidad cuántica!” afecte una decisión de adquisición de un bien o de un servicio?”, y sobre todo dentro de un contexto dual?

No solo es posible, sino que es decisivo: esto resulta así porque desde el marco de la realidad ordinaria o cotidiana, que se rige por las leyes newtonianas de causa y efecto, resulta como criterio para decidir una adquisición, el más o el menos que dicho bien o servicio me agregará a mi como persona aislada, o sea sin conSciencia del colectivo mayor, del cual creo estar separado. La palabra clave aquí para motivar a un cliente a adquirir algo es haberle detectado o peor aún, haberle creado una necesidad, la percepción simplista de un faltante, y se potencia con la idea de que debe ser suplido o rellenado como condición para la felicidad en algún campo.

Esta regla es inoperante dentro de una mentalidad cuántica debido a que el campo unificado, campo cero o campo de la consciencia mayor, es absolutamente incluyente de todos y del “todo”, y allí no hay lugar para percibir ninguna necesidad por cuanto ya hemos sido creados en la abundancia del todo.

Es así como una mentalidad cuántica nos ayuda a selecciones más propicias.

Para adoptar este anhelado punto de observación, de interpretación y de interacción con la realidad de una manera cuántica, hay un proceso: hará falta una información, un acto de desaprender viejos y obsoletos paradigmas y de incorporar los modernos o contemporáneos, más adecuados a las circunstancias tanto del entorno exterior como del mundo interior del cual somos sus artífices y arquitectos hacedores creadores o destructores.

El proceso suele tomar “el resto de los días de nuestra vida”. Sin embargo, cada vez que incorporamos estrategias basadas en este modelo de funcionar como Observadores Activos y ya no pasivo, iremos siendo más libres y más asertivos en nuestras decisiones y resultados.

Nuestra recomendación inmediata para que tú puedas saborear los beneficios de este modo de funcionar con una mentalidad cuántica es dar el primer paso en la siguiente dirección. Y aquí viene la lección con aplicación útil inmediata que obtendrás como retribución por atreverse siquiera a pensar que existe otra manera diferente de pensamiento al acostumbrado que has tenido durante todos los días de tu vida hasta el dia de hoy: Y no se requiere ninguna técnica extrema ni mucho menos sofisticada.

La herramienta consiste en adoptar la contra intuitividad que es uno de los principales rasgos del pensamiento y de la realidad cuántica:

El mundo cuántico nos parece -desde la óptica del pensamiento determinista ordinario-, como un conjunto de reglas y maneras de comportamientos contra intuitivos, contra lógicos y posicionados en contra de la intuición aprendida o heredada que con frecuencia nos aboca al fracaso en las decisiones más importantes.

La herramienta “de considerar la contra intuitividad” conduce al colapso de la divergencia y se cierra con la “integración” no solo de las partes de la polaridad sino de sus extensiones “no manifiestas”.

Por tanto, uno de los primeros pasos para decidir más adecuadamente lo que más conviene seleccionar entre opciones en un contexto dual, es, primero que todo, “no mantener las polaridades aisladas una de la otra, tampoco negar por “per se” a ninguna de ellas: es recomendable no verlas más como opciones separadas y antagónicas. La clave aquí es que las vamos a colocar una al lado de la otra. Y esto ya es contra intuitivo.

En segundo lugar, y debido a la gran presión que pueda ejercer la polaridad inherente a cada opción, debemos declararnos “no saber cuál opción escoger”.

Esto significa renunciar a la aplicación de cualquier conocimiento o estrategia previa que yo crea poseer ya en mis dominios. Es clave para prepararse a recibir las respuestas que de manera espontánea el mundo cuántico colocará a mi servicio cuando proceso partiendo de la base de que se renuncia a todo lo aprendido, es decir, des aprendiendo primero para aprender lo nuevo, esta vez como manifestación de solución proveniente del campo de la consciencia. Mientras que yo crea que puedo decidir bien un asunto intrincado, ese beneficio proveniente del campo de las infinitas posibilidades, no aflorará, no podrá manifestarse. Es necesario “renunciar a una supuesta capacidad”, a todo el conocimiento que yo creo tener al respecto, para quedarnos “al desnudo” y con una percepción inocente a la espera inmediata de una respuesta del campo cuántico.

Dejarse ir en esa percepción de que no se posee capacidad ni entendimiento adecuado para solucionar una situación demasiado problemática que parece escapar a nuestros esfuerzos, hará que el campo unificado se manifieste en compleción: el campo no te robará información ni energía, sino que por el contrario te dará la que te haga falta.

Situados, en el ahora, dentro de esta metodología, “habrá de venir la mejor decisión imaginable posible sobre el asunto que nos concierne”: porque junto a las dos polaridades – que de paso, ya hemos retirado de los extremos de una situación de poder antagónico, evitando con ello que prosigan enfrentadas-, y ahora colocadas una al lado de la otra, se involucra la existencia de unas extensiones de variables y referentes “mucho más amplios”, y se auspicia la elección en consciencia de un verdadera solución que no corresponde exactamente a una elección entre las situaciones iniciales, sino a algo mayor que las incluye y las supera a ambas al mismo tiempo, en un elegante ejercicio de “integración” cuántica.

Integrar es una solución que está más allá de los conceptos de causa y efecto, y deviene de una vivencia y comprensión de una consciencia mayor, que nos incluye a todos, sin exclusiones porque todos somos igualmente merecedores de la excelencia, que es lo que el universo nos tributa en esta dimensión del campo de la consciencia.

Integrar en vez de “conciliar dos polaridades” es además el ejercicio de una libertad e inteligencia desbordante, que no reconoce las limitaciones artificiales impuestas por los órganos de los sentidos, es decir, por nuestra interpretación del mundo y nos coloca en un lugar privilegiado para gestionar nuestro Destino.

Hasta Pronto Ingresarios…!

0 Comments

Leave a Comment

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement
Bitnami