Domingo, 13 Octubre, 2019

Seremos capaces de causar grandes cambios en los pueblos con nuestras ideas colaborativas , siempre que nos cuidemos de mantener integrados todos los elementos constitutivo del Ser. Estos elementos sólo se separan para comprenderlos mejor; lo que significa que mente y cuerpo, conciencia y consciencia, neurología y biología, van integrados y los unos no causan nada separados de los otros. Y esto vale también para nuestra especial experiencia de humanidad: un cuerpo, una menta y un espíritu o “agregado divino” que en un espacio y en un tiempo finito interactúan con algún propósito. Lo voy a decir por mí, solamente por mi: ese agregado es el campo de la consciencia Universal.

La sinergia en los múltiples esfuerzos que hacemos para alcanzar objetivos, se potencializa a la “n” cuando desarrollamos la consciencia de que hay de todo para todos en esta fuente infinita que es el universo cuántico.

Durante una promoción de nuevos modelos de teléfonos celulares, las campañas publicitarias basadas en la fabricación de una “necesidad” hacen que las personas sientan la compulsión por comprar. Y si no lo hacen, las mismas campañas crean ficticiamente una zona de escasez, es decir, que el producto se está agotando y va a desaparecer. Esto hace que la gente entre en la acción definitiva por hacer colas y comprar los productos, “aunque no los necesite realmente”.

Saborear la diferencia entre percibir las cosas dentro del entorno de una realidad donde “causa y efecto” son el motor que lo mueve todo, y confrontarla con la percepción desde un punto de observación cuántico, en el cual no existen las comparaciones, las cantidades, ni siquiera el espacio ni el tiempo…, marcan la diferencia para atrevernos a hacer las cosas de “ de otra manera”.

El aire que respiramos aunque es finito, esta en una espacio tan grande y hay tanto sobre el planeta que cuando respiramos, es decir, cuando tomamos nuestra porción, una “tajada” del ponqué, no nos preocupamos por dejarle o no dejarle suficiente elemento respirables al vecino. La percepción general es que “hay tanto aire que por supuesto alcanzará para todos”. También nos viene la otra explicación: El aire yo no lo puedo acumular como el dinero en un banco, ni como el prestigio personal o la reputación: lo tomo, lo uso, se gasta y punto. Además sigo conectado a la fuente que creo “es infinita para todos”; de esta manera respiro dentro de una percepción cuántica de la realidad, sin sufrimiento, sin ventaja, sin cantidad, sin competencia con los elementos y seres externos a mí. Ah! Otra cosa: El mismo aire lo respiran por igual los adinerados, los sabios, los sanos, los felices…etc y de igual forma lo utilizan también los de sus contrapartes.

Entrar en la experiencia, “en la sensación de abandono”, de ni siquiera pensar como respiro, es una de las percepciones que aprenderemos a sintonizar y a crear en nuestra neuro biología como parte del aprendizaje de los temas cuánticos y sus consecuencia benéficas en la vida.

“Soy uno con el todo y el todo es uno conmigo”, es una de las conclusiones de la aceptación del principio holográfico del universo cuántico. En cada célula diferente de mi cuerpo está contenida la totalidad del universo. Cuando me daño y me duele una uña, en el otro extremo de la galaxia ocurre una singularidad que yo no puedo controlar “ allá”. Sin embargo, la puedo controlar “aquí y ahora”, decidiendo entonces “acortar” una experiencia de dolor y cambiarla por un efecto sedativo y correctivo.

Los diferentes lugares o sectores del universo visible e invisible, no son campos opuestos ; son sólo sectores de un campo mayor, abundante en todo con un inmenso potencial pero es, en conjunto, como un océano en calma: en donde cualquier interferencia local, es influenciada y transformada finalmente por la “abundancia de calma” de dicho campo, absorbiendo las singularidades y superándolas. Es cuestión de saber esperar el retorno de la calma, porque esa es su naturaleza profunda: infoenergía y calma.

En potencia y en la calma de este campo unificado mayor, se causa la atenuación de cualquier contrariedad, de cualquier circunstancia que se pudieras calificar temporalmente como inconveniente. Esto incorpora a todos los eventos calificados como fracasos. Nadas de eso es así. Todo absolutamente todo sucede para tu bien. Si recuerdas a tus abuelos, ellos te enseñaron, cuando hubo contrariedades que no sabías interpretar como adecuadas: “ No hay mal que por bien no venga”>>

Una de las mayores aplicaciones de entrar en la experiencia de expandir la consciencia, es que este fenómeno se acompaña del “aplacamiento, y dominio del bullicioso e interferente dialogo interno”. A mayor expansión de la consciencia, menos bullicioso será tu diálogo digital o “vocecita interna…”

Retirado del camino ese “interferente saboteador” que es el Diálogo Digital, será más efectivo tratar de ir con un pensamiento y una emoción en modo “neutro”, entrando en la experiencia de hacer lo que sea, sin condición por el resultado.

La finalidad es: Ir en “alguna” dirección en forma real, – que es lo mismo que la practica deliberada o que entrar en la experiencia de hacer algo,- y sentir en esa posición psicogeográfica la información de retroalimentación y empoderamiento.

Y, esto no lo debo decir yo, porque en Ingresarios tenemos a un Maestro real propiciándose una experiencia de vida y profesional diferente a partir de un cambio de posición y de observación.

Así sabrás si tu destino es por ese sendero…, o si debes devolverte un poco o mucho y re intentar en otra dirección.

Un indicador de lo “ que es correcto o conveniente para nosotros, es “el sentir” :

El sentir cuántico

Esto es diferente a la veracidad o autenticación lógica y mental de una acción o un resultado, o de una intención. La captación y la conveniencia personal o colectiva desde lo cuántico deviene por la expresión a través de una estructura mayormente cuántica que poseemos en nuestra biología: El aparato cardiovascular: corazón, grandes y pequeños conductos y el fluido que viaja a todos los rincones del cuerpo, la sangre, que es una vía de comunicación para el viaje y traslado de neurotransmisores, hormonas, incluida la Proteína P que actualiza la memoria celular, día a día en todo el sistema mente /cuerpo.

Entonces, la respuesta a “si algo me es conveniente o no” – y aquí nuevamente subyace la coherencia- , se expresa como una sensación de comodidad o incomodidad bilógica, que se proyecta en el cuerpo físico a través de unos ajustes neuro fisiológicos ( Por ejemplo el sudor, rubor, calor, contractura, relajación y kinestésicos, sensaciones como libertad al respirar o ahogo o nudo en la garganta o en la boca del estomago), y debemos aprender a reconocerla. Sobre ese idioma especial de la manera como nuestra consciencia expresa satisfacción agrado o desagrado en nuestra biología, hablaremos en el tema de psiconeuroinmunoterapia, y daremos sus pautas de reconocimiento para volverla una herramienta útil y practica.

Cuando de “sentir” se trata, hacemos exclusión conciente del aparato mental: No dejaremos que el cerebro se inmiscuya en un asunto tan transcendental que se limita a dos actores : La consciencia y el corazón.

………………………..

Para concluir estas 3 publicaciones sobre la coherencia y la expansión de la consciencia, haremos algunas precisiones más sobre La coherencia como síntesis de confluencia de estos cinco elementos, sus componentes: Pensar, decir, hacer, sentir y expandir lo mismo.

La coherencia es aquella relación que es efectiva entre dos cosas. Es un conector y no un separador. Es concordancia entre ideas y acciones,

La palabra viene del latín “cohaerentia” que quiere decir cohesión…. Es decir que “mantiene unidos o pegados” varios elementos.

¡ Mucho cuidado a este punto…! porque tenemos la emoción como conector también en las Representaciones Mentales de todas las partes que la componen…; es decir que en el código VAKOG el pegamento entre sus partes es la emoción . Esto es especialmente útil para la información o propuestas nuevas en nuestra vida. Para decidirnos hacer “lo que me conviene” aunque no me agrade mucho. Dado que si no se hace este reconocimiento, es inevitable que un factor interferente aparezca y dance a sus anchas mientras que nosotros fracasamos.

Por otra parte, cuando tratamos el tema de la coherencia, nos referimos a la concordancia en simultaneidad del pensar, el decir, el hacer, les sentir y el expandir, como elementos o conectores entre ideas y acciones y nos referimos a aquellos pensamientos o delineamientos que se llevan a cabo de la manera que fueron diseñados en la mente.

Por ejemplo: Es coherente pensar que debes ir y limitarte a una de bitakora con un plan de acción para desarrollar mañana, con muchos detalles, especialmente cuando se trata de negocios en la bolsa de valores; pero llegado el momento no aplicas las directrices del plan y comienzas a inventar otras acciones, sin un motivo valido, e incumples con lo previsto, y estás rompiendo con la relación entre lo que se debe hacer y lo que se haces en realidad. Eso es una reacción incoherente (eres in-coherente: la partícula in- nos sitúa en lo noción contraria ).

Otra cosa es la correspondencia de los movimientos, en el caso de la conducta de movimiento en el ser humano. Cuando el cerebro está sano y el cuerpo también, se emiten constantemente órdenes al cuerpo para que los órganos y los músculos de las extremidades trabajen y cumplan con sus funciones. En tanto que si hay una falla en el cerebro, estas órdenes no se llevarán a cabo de una manera efectiva, y no habría correspondencia entre los pensamientos y las acciones que en realidad ejecuta el cuerpo.

Entonces, ¿ cuando habrá coherencia en una persona discapacitada ? : Cuando haga una actualización de sus capacidades: Sabiendo que tiene una discapacidad, con todo respecto por su condición de menoscabo biológico, hará las cosas que ha pensado hacer “ trotando”, ahora desde una silla de ruedas: es una actualización de un sistema de ejecución.

Nuevamente llega aquí el acuerdo conveniente entre la consciencia y a neuro biología: No en todas las edades estaremos listos para practicar saltos al vacío ( jumping). A los 90 años, aunque nos creamos capaces de hacerlo, la verdad es que no es conveniente hacerlo. Se puede creer que se puedo, pero la representación útil para nosotros es “no debo”. Y todavía falta esperar que haya una contención de una conducta o de un impulso biológico por “hacerlo”.

La coherencia va de la mano con la lógica y la razón. Las acciones coherentes que se ejecuten en cualquier campo de las rutinas o eventos especiales de la vida cotidiana, tienen un propósito y una razón de ser, un motivo por el cual deben ejecutarse. Esta lógica es individual, pero en las organizaciones como una empresa todos los empleados y asesores deben seguir la línea coherente de las funciones para las que fueron contratadas, de lo contrario incumplirán y serán amonestados o hasta despedidos. Esa es de hecho una decisión coherente, porque ha roto con una condición convenida libremente entre las partes de un acuerdo.

En el entorno personal o privado, la toma de decisiones que no afectan a los que comparten nuestro propio contexto, no tienen que ser necesariamente coherentes para los demás, pero si absolutamente coherentes para con nosotros mismos ( Integridad) .

Cuando se toma una decisión colectiva, debemos saber que afectará a un colectivo, y seria prudente contar con su información y consentimiento, y mejor con la advertencia y la previa la consulta.

Les deseo un feliz de semana a todos.

*La próxima semana enfrentaremos un interferente o saboteador aparentemente inocente: la compasión. Sé que esto ya está causando curiosidad en sus cabezas.

Si es así, excelente…!

Jose Edgar Castaño

0 Comments

Leave a Comment

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement
Bitnami