Lunes, 18 Noviembre, 2019

Abundan las imprecisiones en el mundo dual o determinista.

Es inexacto, por ejemplo, afirmar que “el cerebro necesita descanso”. Primero, porque lo desvinculamos del “resto del cuerpo”, que es la estructura que lo soporta. Segundo, porque nos sustraemos de la noción más holística siguiente: Somos mucho más que el cuerpo.

Hemos propuesto, dentro del contexto general de la Facilitación Mental Cuántica, la noción del Ser o Ser Tu, configurada dentro del siguiente marco

Ser, ó, Ser Tú = Neuro biología + Mentalidad

Resulta válido tener en cuenta que “El Ser” – oteado desde el punto de observación “de la conSciencia”-, es “el otro” componente de Ser o Ser Tú.

Este es el núcleo de la mayoría de las divergencias entre una variada miríada de comunidades religiosas. Y por respeto profundo al asunto, preferimos solamente anunciar que el “Ser”, nos parece, hace parte también de esta fórmula. Sin ahondar más en el asunto dado que el propósito aquí es el de comprender cómo el Entrenamiento de la mente y del cuerpo causan una acción diferente y de capacidad en el Ser Tú, tan necesaria en el “ahora y en el aquí”.

Concreciones sustentadas en “un único punto de vista”, quizás nos llevarían a conclusiones limitadas, y por tanto, el acceso a la oportunidad de “apertura a un alto y elegante desempeño neurobiológico a través de un Entrenamiento del cuerpo y de la mente, se vería limitado. Y no precisamente porque el modelo que subyace tras bambalinas de este Programa de Entrenamiento sea mayormente erróneo, sino por la inflexibilidad que con frecuencia nuestras interpretaciones de las cosas causan, haciendo que no decidamos experimentar benéficas propuestas.

Esta fórmula simple se establece, no para auspiciar un debate ni someternos al escrutinio de los críticos, teólogos, psicólogos, lingüistas, etc. El único propósito de su propuesta es, por el contrario, conciliar – hasta cierto punto -la amplia gama de acepciones e interpretaciones que en la materia subsisten, cuando se observa esta fenomenología desde diferentes puntos de vista.

Vinculémonos un poco más en el tema central: Lo desconocido tiene un inmenso potencial de manifestarse como una auténtica solución a las exigencias autoimpuestas cuando nos parece que “de la manera ordinaria” no obtenemos lo que deseamos alcanzar.

Lo desconocido está en el campo de “las infinitas posibilidades”, y este campo, como ya sabemos, es el campo cuántico. Creó y confió totalmente en este paradigma ya que parto de un principio estructural de la consciencia mucho mayor: “Hemos sido creados en la abundancia del Todo”.

Una manera de decirlo mas amigablemente, para algunos, no para todos, seria con la expresión: “Cuando tú le pides algo a Dios, es porque tienes una creencia de carencia. Ya estás mal, dado que has sido creado en la abundancia del todo, y ese todo con seguridad contiene el elemento que tu crees que te está haciendo falta en un momento dado” …

Una metáfora ayudará definitivamente en este punto: “Alguien que se cae de una embarcación flotante en las aguas dulces de un río cristalino y sin contaminantes industriales, quizás podrá morir ahogado, o como consecuencia de un trauma que se causa al golpearse contra las rocas de dicho río, pero……morirá sin experimentar sed”.

La reflexión nos lleva al estado cuántico de “integrarse al todo, ya que El Todo es Uno con nosotros y Nosotros somos uno con el todo”. Simplemente es una de las derivaciones del principio del funcionamiento cuántico del universo. Y desembocamos en la teoría holográfica que, según las observaciones más recientes, no significa “literalmente” que el universo sea un holograma. Lo que significa -hasta este momento es que a través del uso de un modelo matemático en dos dimensiones se puede interpretar lo que sucede allá afuera en el cosmos, especialmente después del suceso del Big bang, en una realidad tridimensional.

El principio holográfico corresponde a las interpretaciones de Stephen Hawking, en la universidad americana de Southampton, hace más de 25 años. Sin embargo, conviene hacer estas precisiones modernas sobre el fenómeno. Al fin y al cabo, la holografía es una técnica óptica que usa un fenómeno físico común (La interferencia entre ondas) para condensar información tridimensional (por ejemplo, la luz de una habitación), en un soporte de dos dimensiones (por ejemplo una película fotográfica grabadora de datos)

Ya maduritos en el tema de la mentalidad, podemos aplicar aquí, uno de sus principios:

“No hay ninguna manera de averiguar si X o Y propuesta es adecuada o no, hasta que no se experimente la situación”:

Para quién no conoce el sabor de arazá – una fruta exótica de la selva amazónica en Colombia – no podrán dar una opinión del asunto. Por tanto, hasta que no se decida a “entrar en la experiencia de saborearla, de degustarla” -utilizando para ellos su neurobiología, su aparato perceptor o receptor de información -no podrá obtener y crear una Representación Mental, a través de la cual -ya instalada en sus archivos de memoria- podrá hacer el comparativo y las asociaciones con otras frutas, otros sabores y aromas, que, como Representaciones Mentales antes creadas y almacenadas, van a servir de contraste entre los parámetros de comparación.

La mejor recomendación que me permito hacerles es también una invitación para que:

“No crean nada de lo que aquí se argumenta”-

Sin embargo, no se priven de experimentar un método que tiene la doble capacidad de resultados para cada uno de ustedes: puede resultar muy conveniente o por el contrario, puede resultar inoficioso.

El Programa de Entrenamiento Neurobiológico, trata de incluir, en las rutinas diarias, ejercicios para la mente y para el cuerpo, “diferentes a los comunes”, con la intención de habilitar, descubrir, elicitar, alistar y poner en marcha variados recursos enfocados al alcance de nuevos y mejores resultados dentro del ejercicio de una coherencia radical.

Es así como, influenciando las estructuras biofísicas del cuerpo, y los procesos mentales ordinarios, se logra escalar a un nivel superior de percepción, de comprensión y de desempeño en el entorno de la realidad mediática – esa, la realidad manifiesta, que está compuesta por energía y materia atómica, que es el 5% de todo el universo visible, y de la otra, “la realidad especial o cuántica”, mucho mayor, que está integrada por energía y materia oscura, en cuyo trasfondo subyace el poder de la conSciencia que, paradójicamente, aunque es mayor en capacidad y poder, no brilla como el oro.

Hasta pronto Ingresarios…!

Jose Edgar Castaño

0 Comments

Leave a Comment

Bitnami