Viernes, 6 Diciembre, 2019

Percepción Conciente vs Percepción desde el Ser

Nuestra percepción conciente es engañosa.

Todo lo que se constituye en información proveniente del medio externo situado en el entorno en el cual nos desenvolvemos, es “aprendida (de “aprehensión” = sujetar, coger) a través de un aparato o sistema de percepción que está integrado por los llamados cinco òrganos de los sentidos, situados en el cuerpo y conectados con el sistema nervioso central. Estos cinco sentidos son: La Visión, la audición, el tacto, el gusto y el olfato.

En la primera etapa la información es transformada eléctrica o químicamente.

Después es recibida en las áreas primarias del cerebro, y luego condensada y temporalmente almacenada en un área especial de memoria que se denomina el Hipocampo. Todavía aquí es muy inestable y fácil de perderse.

Unos días más adelante el “bloque unificado” se atomiza y se divide en bloques parciales de información que se almacenan, por separado, en las áreas de asociación secundarias del cerebro. A estas alturas, la información no tiene una estructura eléctrica ni química, sino que es de tipo bioquímico y se presenta como proteínas de memoria, constituyéndose en la memoria a largo plazo mucho más estable.

Vale la pena recordar que el componente emocional que acompaña a la cosa u objeto, y a los eventos o experiencias que se constituye como recuerdos, queda confinada a la amígdala situada en los lóbulos temporales del encéfalo..

Pero, el mecanismo de percepción no es “puro”: Nada se aprende tal y como es.

Por tanto, el producto final, que es un conocimiento o recuerdo que existirá en el aparato psíquico por mayor tiempo, no es la realidad misma; es apenas un “remedo”, y mejor, una Representación Mental que es un producto virtual, que responde muy bien a las leyes de la física y de la mecánica cuántica.

Los filtros que operan contaminando la información nueva que se captura a través del cuerpo usando el aparato de percepción, son de varios tipos. Recordemos algunos: filtros culturales, sexo, edad, creencias religiosas, tabúes y taras neurológicas.

Por tanto, “cuando dos personas diferentes” entran en el propósito de aprender algo, cada una lo aprende de manera diferente y el objeto aprendido es diferente dentro de la psique de cada persona, aunque se comparte “una idea común de algunas características” que hacen posible que cuando se toque el tema de lo recordado se pueda llegar a algunos acuerdos por características y atributos comunes válidos para cada una de las partes..

En un futuro, cuando se desee recordar al objeto o al evento aprendido, se “ reensambla” la representación mental y viene a la conciencia perceptual una “idea” aproximada del objeto aprendido, y en este punto, se tiene la posibilidad de agregar nuevo contenido psíquico de la persona, lo que da como resultado un recuerdo todavía más distorsionado.

No obstante, para la persona que recuerda, la “memoria” así obtenida es genuina y confiable. Aunque no lo sea…..le parecerá que es fiel copia de la realidad.

Esto hace que la percepción conciente a través del cuerpo y del aparato de los órganos de los sentidos nos lleva a un error. Con frecuencia suele ser totalmente opuesto al sentido de la realidad.

“El mapa no es el territorio”, es una frase que recrea este fenómeno en el sentido de que lo recordado no es la realidad misma que motivó ese recuerdo, y pudiera llegar a ser a veces muy diferente y contradictoria.

Los elementos integrantes de la representación mental – que es un producto virtual- tampoco suelen ser tan fidedignos: El objeto o la experiencia observada o vivida, es contrastada con experiencias previas y de allí se retoman algunos elementos para recordar.

A nivel de interpretación, todavía más crítico es el hecho de que nosotros realmente no vemos nada, no observamos nada. Y lo que nos afectará finalmente es la interpretación de ese objeto o de esa experiencia aprendida.

Conclusión: “sólo interpretamos, y no percibimos correctamente.

Es por esto que algunos investigadores afirman que nosotros no percibimos nada, sino que interpretamos una dudosa captura de información o percepción de la realidad.

Más complejo es la configuración de las representaciones internas, elaboradas a partir de contenidos psíquicos que están situado en el campo interior de la persona: Son todavía más sensibles a las distorsiones.

Lo que llamamos Ego es en parte el resultado de la suma de todas las experiencias que hemos tenido que nos diferencian de los demás y nos hacen aparecer como mayores o mejores que los otros. Aqui estan lo títulos académicos, los títulos de nobleza, el color de la piel, etc, etc,

La mente, en tanto, es el receptáculo de todas las experiencias ya vividas.

Ego y Mente son filtros para la percepción consciente que no es fidedigna como hemos visto.

Una solución a esta situación deviene de la comprensión de que nuestra mente consciente, el ego, los sentidos , y la realidad misma mediática están situados en un espacio tiempo externo a nosotros, que es dual y que está regido por leyes newtonianas y keplerianas….

Pero existe otro espacio: el espacio interior que es un territorio manifestado en un espacio tiempo diferente al externo, regido por leyes cuántico, en donde tiempo y espacio no significan lo mismo que afuera, en donde hay una velocidad de proceso digital mayor, y que de define por su comportamiento cuántico.

Este espacio interior sí que aprende de maner más fidedigna y con bloques de información absolutamente mayores de datos que provienen tanto de espacio exterior como del interior. La estructura que percibe allí, es El Ser. Está inmerso dentro de un campo mayor que es la consciencia.

La consciencia “personal”, es indivisible con la consciencia mayor o universal, que lo contiene y lo integra todo. En el nivel individual, la interfaz entre la consciencia y la conciencia mediática o voluntaria es la mente subconsciente o inconsciente, llamada así porque “solemos no tener conciencia de ella”.

Mientras que la mente conciente es el director, la mente inconsciente es el “hacedor”.

Que es el Ser?. El Ser es aquella parte que por sustracción queda después de eliminar componentes temporales y secundarios de este conjunto.

Percibir a través del Ser “más apropiada y suficientemente” la realidad tanto externa como interna, sea un objeto o un evento o una experiencia, nos brinda una manera de percibir más realística y confiable al mundo, porqué se agrega informacion intangible que la mente conciente (mediática), afectada por los filtros de percepción, no puede capturar completa y objetivamente.

Todo esto deriva en la necesidad por hacer una aproximación a lo que es el Ser como verdadero perceptor de la realidad y hacedor de nuestro destino.

&&&&&&&&&&&&&&&&

Anuncio:

Amigos, este miércoles a las 8 pm realizaremos nuestro webinario en el contexto de los temas Facilitación Mental Cuántica que habíamos anunciado.

Se hará en la plataforma de www.ingresarios.com.

En el curso de estos dos siguientes días se les hará llegar más detalles.

Resolveremos con explicaciones útiles para todos, el cuestionario que habíamos presentado en este blog hace dos semanas.

Tenemos preparada una experiencia guiada para ustedes de tipo hipnagógica que tiene el propósito de aprender una manera de “percepción del Ser”, tema del cual acabamos de hablar en la publicación de este blog.

Los guiaré, igualmente, en la construcción y desensamblaje de una representación Mental para acercarlos a la realidad posible de poder llegar a colapsar a todos estos interferentes y saboteadores con herramientas diferentes a la psicología, las terapias, y medicamentos.

Los espero. Recuerda invitar a otro miembro de ingresarlos que de pronto no se entere de este evento. Hasta pronto.

Jose Edgar Castaño

0 Comments

Leave a Comment

Bitnami