Domingo, 13 Octubre, 2019

Parte 1/ de 3

Amigos lectores: durante una temporada vamos a dedicar este espacio a la revisión y concreción para la auto aplicación de algunas técnicas derivadas de la PNL y de la PsicoNeuroInmunoterapia, pero esta vez, ajustándolas al entorno cuántico, tanto en el sentido de lograr una re-interpretación, como también de la acción necesaria para su transformación

Nosotros tenemos pendientes para ustedes un webinario sobre las bases del Entrenamiento Neurobiológico para llegar al control adecuado emocional necesario en el trading.

Esta actividad se va realizar después de estudiar los más importantes saboteadores, reinterpretándolos desde la posición de observación cuántica y de establecer una estrategia para su transformación.

Recordemos que los saboteadores son simplemente Representaciones Mentales (RepM)s, con un contenido y estructura virtual, y que responden a las técnicas de transformación digital de la información como si se trataran de programas informáticos.

Mi reto es que después de estudiar este contenido de My Blog de FMC, cada uno de ustedes sea capaz de aplicar algunas técnicas sencillas que aquí se les prodigaran y que puedan, de forma inmediata, “disuadir” el efecto saboteador del DI: para…

_Auto_controlar_el_dialogo_interno_saboteador-

El DI ( Diálogo Interno, Diálogo Digital; “ La vocecita”), son todas diferentes maneras de denominar a una estructura asentada en nuestra neurobiología pero dependiente de la poderosa MI (Mente Inconsciente).

En los estados de “enajenación mental, por ejemplo en los psicóticos, éste DI “es muy bullicioso, creativo y muy persistente”, y es el responsable del “ delirio” y de la enajenación de estos enfermos.

Básicamente debemos entender que el DI es un mecanismo sano, bien intencionado y comandado por la MI, para “nuestro bien”. Sin embargo, al estar demarcada por las intenciones de la MI que, procesa que los principios de supervivencia, crecimiento, reproducción,….son prioritarios, entonces, la “intención de la MI con este dialogo interno no siempre resulta conveniente para nosotros.

El DI (Diálogo Interno), “gobierna literalmente hablando a la conciencia mediática” y por tanto frena muchas de sus posibilidades, haciendo que la Mente Directora no pueda darnos siempre la mejor salida a los problemas que se nos plantean.

Identificación y reconocimiento del Mecanismo del DI:

Cuando nos enfrentamos con estructuras o programas inconscientes mostraremos mucho tacto y cuidado porque estamos en el epicentro de la verdadera “motivación”. Esto explica por qué cuando asistimos a un seminario de Mejoramiento Personal, somos engañados en lo referente a “un buen intencionado propósito por parte de los Animadores de estos eventos, en el sentido de despertarnos la motivación. Dado que en estas actividades no se hace un trabajo metódico con la MI, simplemente perdemos nuestro dinero y lo que se pensaba que era motivación al final del seminario, luego se decanta y se convierte en solo “entusiasmo y contagio de alegría”, pero No Motivación. Y El entusiasmo sólo, … decae rápidamente.

Atención: Vamos a lo práctico: El contexto es que estás tratando de aprender algo nuevo en el amplio mundo del trading, o quizás, que estés operando en el mercado de divisas, sentado frente a la pantalla de tu tableta o computadora.

Hasta aquí no parece suceder nada “fuera de lo normal”. De pronto, súbitamente aparece una incomodidad en tu cuerpo, o en tus pensamientos: “te estás diciendo “cosas”.

Los minutos transcurren y tú como que no te das cuenta exacta de lo que está sucediendo. Finalmente llega un impulso mayor que te hace abandonar el trading que estabas haciendo: Puede ser que te dé por ir a buscar una tasa de café, o hacer algo en el baño; ir por un lápiz “que no necesitas”, o te siente con la idea de “salirte de allí, tomar aire fresco y regresar más tarde”……muchas cosas ocurren en estos instantes.

Te darás cuenta que “algo está saboreando tu propósito de hacer o aprender algo nuevo, solo si tienes una bitakora diaria y en ella habías consignado las tareas y los momentos de realizarlas. Es decir, sin un plan, el saboteador no va a aparecer porque “él” estará direccionando específicamente desde la MI hacia tu conciencia mediática, pasando por tu neuro biología (cuerpo), con la intención de entorpecer “algo” que había sido “ideado” con anterioridad, dándole tiempo a la MI de organizar una respuesta, a veces permisiva de esa acción, o saboteadora en otros momentos, para “asegurar que continúes en tu posición, que no avances, y que no te expongas. Anclándote a la “llamada zona de comodidad”.

En este preciso momento deberías “darte cuenta” de que está ocurriendo en ti mismo un acto de “manipulación que siempre tiene una función o finalidad. No ocurre porque sí, nada de eso…

Hecho este paso de “darse cuenta” de que algo entorpece lo que estoy tratando de hacer, pensar, decir, etc., entonces procederás de la siguiente manera:

Paso 1: Saca un poco la lengua desde tu boca; asómala sobre los dientes hacia la parte exterior, una distancia de medio a uno y medio cm. Enseguida Atrápala con los dientes y muérdela con una intensidad 2 o 3 en una escala de 1 a 10. Mantenla atrapada, “mordida” en forma continua 10 a 15 segundos, mejor seria medio minuto si es posible. Y, re-entra en tu rutina (estudio o trabajo), como si no hubiera pasado nada.

Paso 2: Simultáneamente has un pequeño cambio psico geográfico: cambia de silla, o córrete unos 10 cm hacia tu derecha, o izquierda; hacia adelante o atrás: debe ser un movimiento de desplazamiento que comprometa a todo el cuerpo para que tu cerebro lo perciba a través de su aparato propioceptor. Así que si el grado de desplazamiento que te es posible hacer en ese momento, es pequeño, deberás ¡ Exagerarlo…!

Una vez que hayas hecho estos dos sencillos pasos, y ya con tu lengua descansando en el piso de tu boca, y habiéndote cambiado de posición, te vas a hacer una pregunta en voz alta (con un volumen de voz suficiente para que te escuches a ti mismo): No es solo pensar una pregunta, es necesario pronunciarla con tú voz clara y ser escuchada, además por ti…

Aquí la primera pregunta:

A mi Mente Inconsciente, con todo respeto le pregunto: ¿ Cuál es la intención de X o Y ?

Donde X = Es Un pensamiento, una frase, una idea ,( DI = diálogo Interno”)

Donde Y = es Una conducta, una acción, una sensación o una emoción.

Ahora vas a “esperar la respuesta”….y mientras la esperas, volverás a atrapar la lengua entre tus dientes, como lo hiciste al comienzo del ejercicio. 10, 20 o 30 segundos…

En este punto me permito recomendar que “sigas haciendo o cumpliendo el plan contenido en tu bitakora o plan del día,: las tareas, las que fueren, no importa cuales: lo que importa es que estén dentro de un plan que se ha formulado horas atrás y que se espera realizar en el momento presente y en el futuro.

En un 90% de las veces, con haber hecho estos pasos sencillos, tu interferente Diálogo Interno Habrá colapsado su propósito saboteador…

Que haremos si vuelve a presentarse de igual o disfrazado de otra manera, con un nuevo pensamiento, ideas o un comportamiento?

Amigos, eso es tema del entrenamiento Neurobiológico. Hasta aquí hemos brindado el 90% del poder de esta técnica. De todas maneras vamos a considerar si ofreceríamos esa pequeña parte del 10% restante, dado que para el 90% de la gente “No es necesario implementar nada más….”.

En la próxima entrega de My blog de FMC, voy a explicar que ocurre en la consciencia y en nuestra neurobiología con los PASOS 1 y 2 tratados aquí hoy.

Hasta pronto.

Jose Edgar Castaño

0 Comments

Leave a Comment

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement
Bitnami